Benjamin Hubert diseñó la mesa de “madera” más liviana del mundo como parte de un proyecto sobre construcciones livianas. Esta mesa mide 2.5 metros de longitud, 1 metro de ancho y pesa exactamente 9 Kilogramos.

 

 

Anuncios