Hoy mostramos una de las obras menos comerciales de este fotógrafo, “la serie abstracta”, en la que los sujetos femeninos desnudos retroiluminados están sobreexpuestas en la medida de sus siluetas y características físicas que se consumen.Los retoques de esta serie fotográfica destacan, dando a la imagen un cierta profundidad. Más que en otras obras suyas, aquí el fotógrafo desarrolla su propio lenguaje, que va más allá de la mera representación de una prenda de vestir y la introducción de las metáforas y los escenarios que sobrepasan las tendencias de temporada.

En “Serie abstracta”,, la fotografía se transforma en pintura, los colores se vuelven acuosas, los contornos se desdibujan como si fueran pinceladas rápidas y ligeras. La delicada armonía de colores, transparencias y luminosidad casi cegadora hacen los sujetos aparezcan como  de ensueño, empapados en un misterio llamado encanto.

Anuncios